Tiempo de crisis, tiempo de oportunidades

Tiempo de crisis, tiempo de oportunidades

En estos tiempos que corren la diferencia entre el éxito o el fracaso de la empresa, es la actitud de las personas que la componen.
A veces tendemos a pensar que la empresa es un ente ajeno a nosotros y que la culpa es de la empresa misma o de las circunstancias coyunturales. Sin pensar que de por sí, la empresa es solo una entidad sin más, y lo verdaderamente importante de dicha entidad es la actitud de las personas que la integran. Por lo que podemos concluir que la clave del éxito reside en todos sus miembros y en su “motivación.”

¿Que es la motivación?

La motivación es la energía que se tiene  ante y bajo una situación determinada, es decir todos los factores con los que empiezas y diriges tu actitud, o lo que es lo mismo, la diferencia entre hacer lo mismo de siempre o hacer algo diferente.

¿Quien estimula Tu motivación?

¡TU! , Tú eres quien te motivas, Tú eres el que diriges tu motivación. De la manera que tu pienses dirigirás tu motivación, no llenes tu mente de problemas, si no de soluciones. Con una actitud optimista y positiva, con tu forma de pensar cambiaras los resultados.

Cree en ti mismo. ¡¡ Tú puedes hacerlo!!, Tú auto-confianza influye en tu objetivo.

Ponte un reto, un objetivo, y tenlo presente cada día. Pues sin un objetivo concreto, sin una meta,  aunque te hayas esforzado nunca sabrás si has llegado o lo has sobrepasado.

Para ello tenemos que hacer un ejercicio de humildad, hacer un alto en el camino y analizar la situación.

  • ¿Donde estoy?
  • ¿Donde quiero llegar?
  • ¿Cuál es mi punto fuerte?
  • ¿Cual es mi punto débil?
  • ¿Qué necesito mejorar?
  • ¿Que necesito cambiar?

Después de hacerse todas estas preguntas, lo más importante de todo, es estar dispuesto a cambiar, a escuchar y a aprender.

Ten en cuenta una cosa. “Aquel que sabe lo que quiere, está más cerca de conseguirlo.”

(7 votos)